Rumbos tecnológicos

ANÁLISIS DE PERTURBACIONES EN REDES ELÉCTRICAS, CAUSAS Y CONSECUENCIAS EN SISTEMAS DE CONTROL INDUSTRIAL

287 Visitas

Rumbos Tecnológicos 11 • Octubre 2019 – Septiembre 2020

Fecha de Recepción: 15 de Mayo de 2019 • Fecha de Aceptación: 4 de Setiembre de 2019

Berasategui Aguirre, Imanol E.*; Bonino, Celina E.; González, Juan M.

Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Paraná, Av. Almafuerte 1033, E3102 SLK, Entre Ríos, Argentina.
*Autor a quien la correspondencia debe ser dirigida. Correo electrónico: imanol.berasategui@gmail.com

Descargar pdf

Resumen

En el presente artículo se desarrolla una revisión sobre la temática de la presencia de contenido armónico en redes eléctricas, incluyendo el marco regulatorio actual de nuestro país, y se analizan e integran resultados preliminares de un proyecto de investigación en actual desarrollo. Se presenta también una referencia a estudios de casos donde la presencia de perturbaciones
afectó el normal desempeño de actividades industriales y productivas.
Palabras Clave: Calidad de la Energía, Armónicas, Perturbaciones, THD.

Abstract

In the present article it is shown a revision of the presence of harmonic content on electric networks, including the current regulatory aspect of our country, and it is also analyzed and integer the preliminary results from an investigation project, still in development. It is also included a reference from study cases, where the presence of perturbations affects the normal performance of the industrial and productive activities.
Key Words: Power Quality, Harmonics, Disturbances, THD.

 

INTRODUCCIÓN

Los sistemas eléctricos de potencia normalmente sufren perturbaciones que son debidas a causas externas: tales como las tormentas eléctricas o fuertes vientos; o internas: como los cortocircuitos o las maniobras de elementos de la red.
A su vez, dentro de las perturbaciones más comunes, de índole “interna” o inherenteal sistema se encuentra la presencia de señales armónicas cuya frecuencia es un número entero de la frecuencia fundamental del sistema eléctrico (en nuestro país 50 Hz).
Las cargas domésticas e industriales contienen cada vez más circuitos electrónicos que se alimentan de corriente que no es senoidal pura. Desde el punto de vista de la red eléctrica, esto se traduce en que ésta debe alimentar un gran número de cargas que rectifican la corriente y por ello, la forma de onda de la corriente que consumen resulta alterada, de forma que ya no es una onda senoidal, sino una superposición de ondas senoidales con frecuencias múltiplos de la frecuencia de red (armónicos).
Cabe mencionar que el mercado eléctrico es cada vez más exigente en cuanto a la provisión del servicio; no sólo se requiere un suministro sin interrupciones, sino se pretende un nivel de calidad uniforme y superior al del pasado.
Todas estas perturbaciones antes mencionadas, afectan lo que internacionalmente se denomina Calidad de la Energía y, en nuestro país, Calidad del Producto Técnico. La definición del término no es única y varía de país en país.
A continuación, se enuncian algunas definiciones tomadas de instituciones que tratan sobre el tema en diferentes partes del mundo:
-El Instituto EPRI (Electric Power Research Institute) de los Estados Unidos, por ejemplo, define la calidad de la Energía Eléctrica (Power Quality) como: “Cualquier problema de potencia manifestado en la desviación de la tensión, de la corriente o de la frecuencia, de sus valores ideales que ocasione falla o mala operación del equipo de un usuario.”
– La norma IEC 61000-2-2 define la Calidad de la Energía Eléctrica como: “Una característica física del suministro de electricidad, la cual debe llegar al cliente en condiciones normales, sin producir perturbaciones ni interrupciones en los procesos del mismo”.
-Para la norma IEEE 1159 (1995): “El término se refiere a una amplia variedad de fenómenos electromagnéticos que caracterizan la tensión y la corriente eléctricas, en un tiempo dado y en una ubicación dada en el sistema de potencia”.
Podemos considerar entonces a la Calidad de la Energía como “la capacidad de un sistema eléctrico de brindar permanentemente la onda de tensión alterna de amplitud, frecuencia, forma y simetría lo más cercanamente posible a la ideal. Todo aquello que afecte alguno de los parámetros citados se considera una perturbación o evento que afecta la calidad de la onda.” (Martinez Fayó et al., 2007).
Lo antes mencionado conlleva que tanto los entes generadores de electricidad, las instituciones de gestión y distribución de la electricidad, el ámbito industrial y en menor medida los usuarios finales, están inmiscuidos en la problemática que presenta una mala o deficiente “Calidad de la Energía”.
Durante el transcurso de este artículo se determinarán los factores que originan una calidad de energía deficiente, cuáles son sus consecuencias y las posibles soluciones que pueden ser aplicadas.

DESARROLLO

Conceptos Teóricos
Para poder abordar entonces la temática de los problemas que se presentan en la red eléctrica, tanto en baja como en media tensión, se detallan los conceptos teóricos que comprende el análisis.

-Identificación del problema
El sistema de distribución eléctrica de baja tensión se plantea idealmente como una onda sinusoidal pura. Con una amplitud de 311 [V] de pico, y una frecuencia de 50 [Hz]. Y para el caso de líneas trifásicas, estas tendrán un desfase de 120º entre sí. Sin embargo, en la vida real, este no es el caso. Las líneas eléctricas comerciales presentan muchas imperfecciones en su onda. Estas pueden ser inherentes a la red, u ocasionadas por agentes externos. Es por eso que se diferenciará a las perturbaciones según su orden de procedencia. Sin embargo, se aclara que ambos tipos de perturbaciones coexisten en la misma red.

-Perturbaciones propias de la red
Estas son ocasionadas por el funcionamiento de la red. Durante la transmisión o distribución de la electricidad, se producen muchas perturbaciones debido a la propia manipulación de la misma. Entre los orígenes podemos encontrar, desperfectos en materiales utilizados en la red, o en la misma generación de la corriente eléctrica; desperfectos en las herramientas de medición y manipulación de la energía; movimientos involuntarios del cableado de la red, ya sea por vientos o choque de un objeto extraño al sistema, ocasionando movimientos en los terminales en los extremos de conexión; recierres en centrales de generación o estaciones transformadoras; cortes en el cableado; descargas atmosféricas, etc.
Entre los efectos que producen las perturbaciones inherentes al sistema, podemos encontrar: Caídas y elevaciones permanentes de tensión, caídas y elevaciones momentáneas de voltaje, transitorios de tensión propios de la red o causados por descargas atmosféricas, entre otros.

-Perturbaciones externas a la red
Si bien los aportes individuales de las perturbaciones son ínfimos, la sumatoria de las generadas por los usuarios se complementan con las inherentes de la red. Entre los orígenes podemos encontrar, cargas inductivas (motores y reactancias), cargas no lineales (reguladores de tensión, fuentes de alimentación conmutadas, hornos de arco eléctrico, instrumentos de soldadura, variadores de velocidad), etc.

Entre los efectos que producen las perturbaciones externas a la red podemos encontrar:
– Huecos de tensión
– Impulsos de tensión
– Distorsión armónica (THD)
– Desequilibrios de tensión
– Variaciones de frecuencia
– Variaciones lentas de tensión
– Fluctuaciones de tensión (Flícker)
– Variaciones de frecuencia
Probablemente el más frecuente de estos eventos en el ámbito del sistema eléctrico de potencia es el hueco de tensión, considerado como una reducción repentina de la misma, durante un corto tiempo. Otra perturbación común en redes es la aparición de armónicos. Esta se define como una señal cuya frecuencia es un número entero de la frecuencia fundamental del sistema eléctrico (en nuestro país 50 Hz).
Al hablar de armónicos, se suele utilizar el término: Tasa de Distorsión total (TDT) o Total Harmonic Distorsion (THD), el cual es un parámetro que permite ponderar el contenido armónico total de una onda, ya sea de tensión o de corriente.
A modo ilustrativo, se anexan las Figuras 1, 2 y 3 realizadas por Brugnoni – Irigbarne (2006) donde se pueden apreciar las diferencias entre las ondas de corriente y tensión para un mismo tubo fluorescente y cómo reacciona la red a diferentes métodos de encendido del mismo.

 

Figura 1: Formas de ondas de corriente y tensión para un Tubo Fluorescente con balasto convencional. (k=0,981; cos φ1=0,54; FP=0,539)

Figura 1: Formas de ondas de corriente y tensión para un Tubo Fluorescente con balasto convencional. (k=0,981; cos φ1=0,54; FP=0,539)

 

Figura 2: Forma de onda de corriente y tensión para un T.F. con balasto electrónico sin filtro. (k=0,488; cos φ1 =0,97; FP= 0,476)

Figura 2: Forma de onda de corriente y tensión para un T.F. con balasto electrónico sin filtro. (k=0,488; cos φ1 =0,97; FP= 0,476)

 

Figura 3: Forma de onda de corriente y tensión para un TF con balasto electrónico con filtro. (k=0,976; cos φ1 =0,95; FP=0,929)

Figura 3: Forma de onda de corriente y tensión para un TF con balasto electrónico con filtro. (k=0,976; cos φ1 =0,95; FP=0,929)

 

Hoy en día existen normativas que regulan los niveles de distorsiones permitidos que puede tolerar el sistema de distribución y las cargas distorsivas que producen los elementos electrónicos. Las normas establecen un mínimo de calidad de suministro, que se fija limitando los niveles máximos de distorsión en la onda de tensión suministrada en un punto determinado de la red.
Estos límites se denominan límites de compatibilidad y normalmente se establecen los límites de THD y contenido armónico individual aceptable para los niveles de tensión establecidos en las redes eléctricas. En caso de no ser establecidos expresamente se suele adoptar o tomar como referencia los establecidos por normas internacionales como la IEC 61000-2-4 o la IEEE 1195 o también con normativas regionales como la norma europea EN 50160.

INVESTIGACIÓN

Una vez que el grupo de investigación unificó conceptos, se inició el proceso de comprobación de la existencia de  perturbaciones en media tensión. Basándose en el proyecto de investigación anterior del grupo (Martinez Fayó et al., 2007) se analizó, entre otras variables, la variacion del nivel de contenido armónico en una red de 132 kV de Transmisión de la provincia de Entre Ríos, donde se observó, como resultado preliminar, que el nivel de armónicos THD de tensión determinado, cumple la normativa indicada la cual fija un límite de 2 % de THD para este nivel de tensión.

Medición de Armónicos en Alta Tensión – 132 KV

Figura 4: Grafica de Comparación de nivel de Contenido Armónico THD en red de Transmisión de 132 kV.

Figura 4: Grafica de Comparación de nivel de Contenido Armónico THD en red de Transmisión de 132 kV.

 

Por otro lado, se determinó en forma estadística y según los datos disponibles, que la variación interanual de esta red de Transmisión (la cual no presentó cambios de configuración o modificaciones mayores) presentó los valores indicados seguidamente:

Tabla 1: Valores THD interanual para la red de 132 kV.

Tabla 1: Valores THD interanual para la red de 132 kV.

 

Se puede determinar que, para esta red, y sin que existan cambios mayores en la misma, es esperable un incremento anual del valor de THD de tensión de un 4 % debido al incremento de distorsión armónica producida por las nuevas cargas  distorsionantes. Por lo tanto, se puede ver una tendencia creciente en el ámbito de las perturbaciones con contenido de armónicos dentro de las redes eléctricas.
Finalmente, el grupo de investigación corroboró los datos obtenidos por Brugnoni – Irigbarne (2006), mediante la simulación de una red eléctrica conectada con diferentes elementos distorsionantes, tales como tubos fluorescentes, focos de bajo consumo y LEDs, caloventores y motores eléctricos, donde se anexó un instrumento de medición de calidad eléctrica (Analizador de la energía y de la calidad eléctrica 435 Serie II Fluke), donde se comprobó fehacientemente que si bien los productos que dicen ser de bajo consumo, poseen una medición cos φ aparentemente buena, su distorsión armónica es importante.
Si bien el aporte de distorsión a la red eléctrica, de un producto como el antes mencionado es ínfimo, las sumas consecutivas en grandes escalas de elementos distorsionantes producen un impacto considerable en la red eléctrica, tal como se puede ver en la Figura 4 y en la Tabla 1.
En la Figura 5 se puede apreciar una simulación de medición, realizada durante las “Jornada de Investigación. Postgrado y Transferencia Tecnológica” (U.T.N. – F.R.P., 2017) donde se utilizó un analizador de calidad de energía PowerGuia 440S de la marca Dranetz, para la demostración in-situ de las alteraciones que producen elementos como: focos de bajo consumo, lámpara LED y caloventor.

Figura 5: Simulación acotada de efectos distorsivos durante exposición en la “Jornada de Investigación. Postgrado y Transferencia Tecnológica” (U.T.N. – F.R.P., 2017).

Figura 5: Simulación acotada de efectos distorsivos durante exposición en la
“Jornada de Investigación. Postgrado y Transferencia Tecnológica” (U.T.N. –
F.R.P., 2017).

 

DISCUSIÓN

Consecuencias en el ámbito industrial
Según lo visualizado en los incisos anteriores, sabemos que, desde las redes de media y baja tensión, existe constantemente factores que amenazan al correcto funcionamiento y desempeño de las maquinarias y elementos eléctricos que se utilizan en la industria.
El elemento de control más común en la industria es el PLC, este dispositivo posee una lógica secuencial a la cual se le carga un conjunto de pasos a seguir que dan órdenes a la máquina para funcionar. En caso de encontrarse con perturbaciones de la red de alimentación este dispositivo puede perder su orden de funcionamiento, saltar pasos o dejar inutilizado un componente de la máquina. Inicialmente, estos dispositivos contaban con poca o nula protección a perturbaciones de línea, pero con el correr del tiempo, se le han anexado algunas protecciones básicas para impedir desperfectos en su funcionamiento.
Sin embargo, los factores de perturbación son de carácter variado, y, por lo tanto, realizar protecciones para todos los tipos de interferencias es de difícil tarea. Es por eso, que aún hoy en día, sigue habiendo inconvenientes con las perturbaciones en este ámbito.
Un ejemplo de este tipo de reacción se dio en la fábrica de cartón ubicada en la ciudad de Santa Fe, Smurfit Kappa S.A. Donde luego de realizarse un corte inesperado de servicio eléctrico, al reconectarse a la red se generó un pico de corriente que resultó en el funcionamiento erróneo del PLC que gobernaba la bomba de tinta de la máquina impresora. La consecuencia fue la liberación total del contenido de la bomba de tinta generando una falla que demoró la producción. La tinta ocasionó daños en los rollos de la máquina, y por consecuencia tiempo no productivo. Como puede apreciarse en la Figura 6, el rolo o rodillo junto con las partes no móviles de la máquina quedaron teñidas de rojo como consecuencia del desperfecto antes mencionado.

Figura 6: Rodillo de la maquinaria teñida por liberación de tinta debido a desperfecto de un PLC luego de una reconexión eléctrica.

Figura 6: Rodillo de la maquinaria teñida por liberación de tinta debido a desperfecto de un PLC luego de una reconexión eléctrica.

 

Se destaca que las consecuencias de perturbaciones en el marco industrial no solo quedan relegadas a los PLCs, sino también a muchos otros dispositivos eléctricos, tales como teléfonos, radios, celulares, computadoras y maquinaria externa no asociada al proceso productivo. Las perturbaciones pueden ocasionar interferencias por ruido eléctrico, producidas por ondas electromagnéticas irradiadas, o bien infectar el sistema eléctrico con alguna de las ya mencionadas perturbaciones. También traen a consecuencia problemáticas económicas debido a infracciones acontecidas por aquella entidad que no posee métodos de medición y/o regulación de las distorsiones que produce como consecuencia de los dispositivos con los que opera.
Por otro lado, si la empresa que adquiere maquinaria que no posee regulación en la generación de perturbaciones, puede incurrir en una ineficiencia del desempeño de la misma, ya que, en el caso de producir armónicos, parte de la energía destinada al proceso principal, será desaprovechada debido a la distribución de la misma entre la componente principal y sus respectivos armónicos.

Caso ejemplar: CARTOCOR S.A. (Planta Paraná)
Luego de realizarse una visita a la planta CARTOCOR Paraná y efectuar una entrevista con el supervisor del área de mantenimiento eléctrico-electrónico, Ing. Lisandro Rios (2017) y la analista de recursos humanos, Lic. Evelyn Molina (2017), el grupo de investigación se interiorizó sobre las prácticas y costumbres que se llevan a cabo dentro del sector, con respecto a la calidad de servicio eléctrico.
Se aclaró que, debido a la ausencia de problemas relacionados específicamente a la calidad de servicio, no se realizan tareas de control sobre este ámbito. Sin embargo, se detalló que, como buenas prácticas de compras e instalación de equipamiento propio del sector, se tiene como criterio adquirir dispositivos que posean de antemano todas las prevenciones pertinentes para mitigar cualquier inconveniente eléctrico, y a su vez adquirir aquellos elementos extras, recomendados por el fabricante, que complementan la protección de los dispositivos. Por otro lado, también se destacó que, para mayor seguridad de la planta, se encuentran físicamente separadas las redes de alimentación que suministran al área de máquinas con la del área administrativa. Se aclaró también que se realizan tareas de mantenimiento preventivo, y constante actualización del equipamiento eléctrico-electrónico.
Esto demuestra que al tener en cuenta los posibles riesgos que conlleva adquirir equipamientos sin protecciones y sus consecuencias para toda la fábrica, mejora el criterio al momento de elegir los dispositivos que formaran parte de la misma, y tomar en cuenta las recomendaciones del fabricante, para el desempeño óptimo de los dispositivos. En consecuencia, permite a la fábrica prescindir de los controles periódicos de calidad de servicio.

Métodos de prevención y solución
Luego de haber examinado la información obtenida, y analizado los casos de estudio antes expuestos, se determina oportuno mencionar posibles métodos de mitigación de este tipo de problemática, ya que si bien hay casos de ausencia o no presencia de efectos directos de las perturbaciones en redes eléctricas, se considera que no todas las instituciones poseen la capacidad tanto monetaria como estructural como para adquirir todos los productos mitigadores o protectores ante los efectos distorsivos, que ofrece el mercado. Por lo tanto, se confeccionó una lista de acciones a realizar según el tipo de perturbación que se presente.
A través de lo estipulado por Castaño – Cano Plata (2003) en conjunción con el estudio sobre la distorsión armónica realizado por Muñoz Ramos (1999) y las recomendaciones citadas por Rodríguez (2003), se puede establecer lo siguiente:

Soluciones Específicas
Variaciones lentas de tensión:
– Reguladores de tensión: Reduce los márgenes de variación del valor eficaz de la tensión de alimentación del receptor.
– Autotransformador regulado: Para casos en que la tensión de entrada sea variable.
– Conjunto motor-generador: Genera una tensión constante, destinada a receptores sensibles.
Fluctuaciones de tensión y Flicker:
– Reactancias controladas: Disminuyen las variaciones de potencia demandada que está asociada a variaciones de su componente reactiva.
– Capacitores Controlados (SVC – Static Var Compensators): Compensa incrementos de demanda de potencia reactiva, corrigiendo variaciones del cos φ, de forma que se manga aproximadamente constante a un valor prefijado.
– Estabilizadores magnéticos: Compensa incrementos de potencia reactiva mediante la conexión de un transformador en paralelo a la carga.
– Arrancadores de motores: Limita potencia demandada (muy superiores a las nominales) durante el proceso de arranque de motores.
Huecos de tensión y cortes breves:
– Inmunización de contactores: Evita la apertura de contactos ante la reducción brusca de tensión de alimentación, mediante retardadores capacitivos.
– Capacitor de almacenamiento: Mantiene la alimentación de un circuito de corriente continua debido a la carga almacenada en el capacitor.
– Conjunto motor-generador: Genera una tensión constante, destinada a receptores sensibles.
Impulsos de tensión:
– Supresores: Elemento que se conecta en paralelo con el receptor. Posee una impedancia muy elevada a valores cercanos a la tensión nominal del receptor y muy baja a partir de un valor determinado de tensión superior a la nominal. Dependiendo el tiempo de respuesta, existen diferentes tipos de supresores: Diodos Zener (picosegundos), Varistores (nanosegundos), Descargadores de gas (microsegundos), entre otros.
Distorsión armónica:
– Filtros pasivos: Construidos en base a capacitores e inductancias, son los más populares debido a su reducido costo.
– Filtros activos: Su funcionamiento se debe a sistemas electrónicos sofisticados, son costosos y delicados, lo que hace que tengan poca aceptación en el mercado.
– Conexión de transformadores: Dependiendo del caso específico se puede utilizar inter conexionados triángulo-estrella (bloqueo de tercer armónico y armónicos de secuencia cero), transformadores de aislación (evita la transferencia de disturbios entre dos secciones de la red), conexionado zigzag (cancelación de armónicos de secuencia cero), entre otros.

CONCLUSIONES

Es evidente, que en el transcurso las dos últimas décadas, la incidencia de equipamiento eléctrico/electrónico tanto en el ámbito industrial como hogareño ha ido tomando relevancia y, en consecuencia, sus efectos en las redes eléctricas.
En consonancia con el desarrollo tecnológico, las industrias han incorporado más y más dispositivos eléctricos que se encargan de desempeñar las tareas que normalmente concernían a los operarios. En consecuencia, dichos dispositivos han crecido en complejidad, para así poder controlar un sinfín de tareas en la actualidad, logrando así un lugar importante dentro del proceso
productivo de muchas industrias. Tal es así, que se han implementado dispositivos destinados a optimizar el desempeño de las maquinarias, mediante el control del funcionamiento de las mismas.
La electrónica de control es particularmente susceptible al ruido eléctrico, por lo que debe ser equipada con elementos que inhiban o mitiguen los posibles efectos las distorsiones presentes indefectiblemente en la red eléctrica, ya que como se mostró anteriormente, las consecuencias pueden ser considerables.
Si bien el concepto de perturbaciones en las redes eléctricas se conoce hace un tiempo, estas estaban orientadas a efectos ocasionados por cargas inductivas, donde su mitigación cotidiana se basaba en la aplicación de los famosos bancos capacitivos. Hoy en día, dicha metodología no solo que en muchos casos resulta ineficiente, sino que puede agravar la situación previa.

AGRADECIMIENTOS

Se agradece la colaboración plena para el desarrollo de esta investigación a: Ing. Armando Maxit, Ing. Gustavo Katzenelson, Ing. Alejandro Jerichau. Se agradece también a CARTOCOR S.A. (Planta Paraná) por permitir realizar la visita y entrevista a su personal. A Ing. Lisando Rios y Lic. Evelyn Molina por su tiempo y colaboración durante las entrevistas.

REFERENCIAS

Bibliografía
– BRUGNONI – IRIBARNE (2006): Estudio de Impactos en Redes de Distribución y Medio Ambiente Debido al Uso Intensivo de Lámparas Fluorescentes Compactas. Universidad de Buenos Aires Subsecretaría de Energía Eléctrica. Dirección Nacional de Promoción. (PROCAE)

– CASTAÑO- CANO PLATA (2003): Calidad de servicio de energía eléctrica. Universidad Nacional de Colombia.

– RAMOS(1999): Calidad de la Energía. ProCobre. Chile

– RODRÍGUEZ (2003): Sistemas de corrección de perturbaciones. Calidad en el Servicio Eléctrico – (Corrección de Perturbaciones). Universitat de Girona.

Entrevistas
– Molina, Evelyn (Lic.), Cartocor, Paraná, 2017
– Rios, Lisandro (Ing.) Cartocor, Paraná, 2017
Normativa y documentación
– Norma IEC 61000-2-2 (2002), Electromagnetic compatibility (EMC) – Part 2-2. Disponible en:
Norma IEC 61000-2-2
– Norma IEC 61000-2-4 (2004), Electromagnetic compatibility (EMC) – Part 2-4. Disponible en:
Norma IEC 61000-2-4
– Anexo a la Resolución ENRE 184/00 (2000). Base Metodológica para el Control de la Calidad del Producto Técnico. Etapa 2. Disponible en: Resolución ENRE 184 (2000)
– Anexo a la Resolución ENRE 99/97. Base Metodológica para el Control de la Emisión de Perturbaciones. Etapa 2. Disponible en: Resolución ENRE 99 (1997)
– Martinez Fayó – Maxit – Rearte (2007). “EFECTOS DE HUECOS DE TENSIÓN EN EQUIPAMIENTO INDUSTRIAL”. Proyecto PID EAPRPA257H

Comments are closed.